6 nov. 2008

Cocina con niños


No hay nada que más les guste a los niños que ayudar a cocinar. Y siempre les decimos: ¡quita que te vas a manchar!

Bien, pues voy a daros una receta sencilla en la que los niños pueden participar. Además que al haberlo hecho ellos se lo comerán más a gusto. Vamos a hacer un Pastel de patata y atún.


Lo primero que tenemos que decirles es ¡que se laven las manos! Es muy importante recordarselo, cogerán hábitos de higiene.

INGREDIENTES
Un paquete de puré de patata
Una lata de atún en aceite.
Tomate frito
Mahonesa
Para adornar: aceitunas, huevo cocido, pimiento morrón o cualquier otra cosa que se os ocurra.

PREPARACIÓN
Lo primero de todo es preparar el puré de patata como indica el envase (esto lo tiene que hacer un mayor ya que supone usar el fuego). Una vez preparado se dejan los demás alimentos preparados con los botes y las latas abiertos para que los niños solo tengan que coger los alimentos y no tener q abrir nada para no cortarse. Bajo vuestra supervisión le vais indicando los pasos a seguir.

  1. Lo primero que hay que hacer es cubrir el recipiente que vayáis a utilizar con una capa generosa de tomate frío.
  2. Después se mezcla el puré con el atún desmigado y escurrido y se hace otra capa poniéndola por encima del tomate frito.
  3. A continuación se echa una capa de mahonesa.
  4. Por último se adorna con los ingredientes citados anteriormente al gusto. Se le puede hacer formas o caras para que sea más divertido.
  5. Se mete al frigorífico para que esté fresquito y ¡A comer!

5 nov. 2008

¡A lavarse los dientes!

Después de comer tenemos que lavarnos los dientes. Hay muchos niños que les cuesta mucho. Por eso he encontrado este video que animará a los niños a ello.


¡Postre!


Normalmente el postre es lo que más gusta a los niños. Para este menú vamos a hacer una macedonia de frutas.
Es un postre refrescante y digestivo, la macedonia se puede preparar con cualquier tipo de frutas de temporada e incluso con frutas en almíbar. Pero nosotros no vamos a poner fruta en almíbar porque este tiene mucha azucar, y queremos hacer platos sanos.

Los ingredientes puede ser cualquier fruta que guste a los niños. Las frutas con piel primero debemos pelarlas y luego la cortamos en trocitos y ponemos toda la fruta junta en un plato o bol.
Y ¡a comer!

También podemos acompañar la fruta con zumo de naranja o yogurt. Cualquiera de estos dos complementos lo mezclamos con la fruta en el plato y ¡a disfrutar!.

Segundo plato

El segundo plato de este menú es menos estricto.
Lo mejor para el segundo plato es que se tome un filete de carne o pescado con guarnición.
La carne o el pescado es a gusto del niño, como en el plato anterior hemos comido verdura y pasta, se puede comer cualquiera de los dos alimentos. Pero debemos hacerlo asado.
La guarnición puede ser de verdura ya sea hervida o asada, o patata. A los niños que les guste la verdura perfecto, se asan o hierven unas poquitas verduras. Pero a los niños que no les guste mucho la verdura, como ya hemos comido verdura en el plato anterior no pasa nada, podemos hacerles patatas. Pero fritas no es un buen consejo. Lo mejor es que las hagamos al horno.






INGREDIENTES
(para 4 personas)
4 patatas medianas
pimentón dulce
sal
aceite

ELABORACIÓN
Partimos las patatas por la mitad (podemos pelarlas o no, a gusto) y les hacemos unos cortes para que se hagan bien por dentro. Un consejo es que con los cortes hagamos caras a las patatas (cara triste, cara alegre, un conejo,...) con un poco de imaginación, a los niños les hará gracia y comerán más a gusto. O también podemos cortar las patatas con forma, malgastaremos un poco de patata pero será más divertido. Las ponemos en una bandeja para horno. Les ponemos un poquito de sal, pimentón dulce y aceite y las metemos al horno a 200 grados unos 20-30 minutos, depende del horno. Cuando veamos que están doradas las sacamos.


Los niños comerán las patatas que tanto les gustan pero más sanas.


¡Y a por el postre!

4 nov. 2008

¡Primer plato sano!


En esta entrada vamos a hacer un primer plato sano y que gusta a los niños. ¿A qué niño no le gusta los macarrones? Bien, vamos a hacer unos macarrones con verduras. Pensareis: "No se van a comer las verduras" Tranquilos, hay un truquito para que sí se la coman. ¡Empecemos!

INGREDIENTES (para 4 personas)
500 gramos de macarrones
1 cebolla
1 pimiento verde
1 calabacín
1 bote de tomate
queso rallado
canela
aceite
sal


PREPARACIÓN

Poner agua a hervir y le echamos un poquito de aceite, sal y una pizca de canela, muy poquita, ésto le da un sabor distinto.
Cuando el agua esté hirviendo le echamos la pasta y la dejamos hervir unos 2o minutos, cuando veamos que la pasta se puede partir con un tenedor facilmente.
Trituramos la cebolla, el pimiento y el calabacín todo junto, esto hará que los niños no sepan que lleva verdura, y se comerán los macarrones como si no llevaran nada. Cuando lo tengamos todo triturado lo echamos a la sartén con un poco de aceite y le echamos el tomate mezclándolo todo con un poquito de sal. Cuando esté bien mezclado le echamos la pasta y removemos bien para que coja el sabor del tomate.
Ponemos la mezcla en una bandeja de horno untada con aceite y por encima le ponemos queso. Lo metemos al horno a unos 200 grados durante 20 minutos aproximadamente para que el queso se gratine y ¡A COMER!

El sabor de la canela le dará un toque especial y distinto que les gusta a los niños.

Mucha gente le pone a la pasta carne o atún, no es muy recomendable mezclar la pasta con la carne. Ésta se puede poner en un segundo plato que haremos más adelante. En el caso de que el primer plato sea una ensalada y éste sea un segundo plato, si se le puede añadir carne o atún.





==> Y ahora un truco para que no se nos queden las manos oliendo a cebolla durante todo el dia después de haberla cortado. Ponemos las manos debajo del grifo y dejamos que el agua corra por ellas pero no las restregamos. Las dejamos debajo del grifo 1 o 2 minutos y dejamos que se sequen al aire. Así el olor a cebolla desaparecerá.

Mi hijo no quiere comer


Es una frase que preocupa a muchos padres. ¿Qué hacemos cuando esto ocurre? Podemos seguir una seria de consejos que os enumero a continuación.

1. Descartar una enfermedad subyacente (inapetencia secundaria).
2. Introducir alimentos nuevos de forma gradual. Si hay un alimento que no le gusta podemos introducirlo junto con otros alimentos que si le gusten.
3. No utilizar los alimentos como premio o castigo.
4. Diversificar y enriquecer los alimentos.
5. Distribuir regularmente las comidas.
6. Evitar alimentos poco nutritivos que quitan el apetito.
7. Presentar los alimentos de forma atractiva.
8. Favorecer la actividad física.
9. Enseñar al niño a comer de todo y no abusar de nada.
10. Limitar el consumo de “calorías vacías” (golosinas, bebidas refrescantes, snacks…)
11. En el almuerzo y la merienda, ofrecer bocadillos preparados en casa, frutas y productos lácteos. No abusar de los embutidos.
12. El niño debe comer en la mesa con su familia (no antes ni después que los demás).
13. El ejemplo de los padres como modelo de buena alimentación.


Podeis obtener más información sobre estas pautas aquí o en la página situada en la lista de páginas interesantes llamada Mi hijo no quiere comer.

2 nov. 2008

Algunos hábitos de comportamiento e higiene


Antes de empezar a comer debemos conocer unos hábitos de higiene para antes, durante y después de la comida.

  • Antes de sentarse en la mesa se debe ir al baño a hacer las necesidades y lavarse las manos.
  • Después de comer se debe volver ir al baño a lavarse las manos y los dientes.
  • Hay que recalcarles que la comida que se cae al suelo no se puede comer, se coge con un papel y se tira a la basura.
  • Los alimentos que se coman crudos como las frutas y verduras deben estar correctamente lavadas.
  • Enseñarles para que sirven el tenedor, la cuchara y el cuchillo correctamente, con que utensilio se come cada comida y que no se coman unos fideos con un tenedor, por ejemplo. Además de enseñarles a coger cada cubierto correctamente.
  • Deben sentarse bien en la mesa, nada de rodillas o de pie, sentados. Si el niño no llega bien a la mesa, se le pone un cojín en el asiento para que esté más alto.
  • Nada de que los niños coman antes que los demás, el niño come en la mesa con todos.
  • Enseñarle que cuando termine de comer no puede irse corriendo a jugar, ya que es una falta de educación, debe esperarse a que terminen todos o pedir permiso para levantarse. Así como que cuando se levante de la mesa debe retirar su plato y ponerlo en el fregadero o en la encimera.
  • Hacer 5 comidas diarias.
  • ¡Con la boca llena no se habla! Es muy importante que se de este hábito ya que es de muy mala educación que se hable con la boca llena al igual que se debe enseñar que se mastica con la boca cerrada también. ¡En boca cerrada no entran moscas!
  • Y sobre todo, enseñarle que con la comida no se juega, igualmente que mientras se está comiendo no puede estar jugando con sus muñecos.
  • Y por último se recomienda que durante la comida o cena no se haga con la tele puesta, ya que distrae al niño. Estas comidas que son las que se suelen hacer en familia, son buenas para hablar de como ha ido el dia y estrechar los lazos con la familia.

Esto no solo debe ser cosa de niños, si no que los padres también deben hacerlo para dar ejemplo, si los niños ven que los papás lo hacen, ellos los imitarán y también lo harán sin rechistar.


¡Ánimo y suerte!